• Enseñe a sus hijos a conocer su propio nombre, apellido, domicilio y teléfono.
  • Sus hijos deben saber siempre que, en caso de extravío, lo mejor es quedarse parados. Sus padres o familiares, al percatarse de la ausencia, volverán sobre sus pasos.
  • Explíqueles a quien dirigirse en caso de peligro, tanto si están en la calle como si se encuentran en casa.
  • Conozca las amistades y compañías de sus hijos.
  • Que no abran la puerta de casa cuando estén solos.
  • Explíqueles que rechacen siempre la invitación de desconocidos a subir en un automóvil o acompañarles con cualquier pretexto.
  • Que no acepten golosinas, caramelos, tabaco, etc., que pueda ofrecerles cualquier persona no conocida.
  • Preste mucha atención a cualquier relato que le haga su hijo. Por ejemplo: sobre una persona que ha tratado de acariciarle, de regalarle algo, etc. Dígale que jamás debe mantener estas relaciones en secreto, aunque se lo pidan esas personas.
  • El 091 centraliza diariamente la relación de personas extraviadas que se encuentran en centros policiales. Solicite allí información en caso de necesidad.

También te puede Interesar