Los delincuentes suelen considerar a las personas mayores como víctimas propicias para conseguir sus objetivos, tanto por medio de la agresión como del engaño. Mencionamos algunas de las estratagemas con las que intentarán engañarles:

  • En la vivienda, haciéndose pasar por supuestos empleados de un servicio de suministro (agua, electricidad, gas, etc.).
  • Por teléfono, solicitando dinero para que les pueda entregar un supuesto premio que han ganado.
  • En la calle:

Al sacar dinero en efectivo de la sucursal bancaria, sobre todo en fechas próximas al ingreso de la pensión.
Al efectuar operaciones en cajeros automáticos.
Mediante engaños en los que se ofrece la oportunidas de ganar un dinero rápido.
Utilizando el cebo de una persona que viene a limpiarle una mancha.
Al ofrecerle la venta de presuntos objetos valiosos que son falsos o inexistentes.

Además, no permita negligencias cuando requieran cuidados, ni abusos si tiene una situación de dependencia. Informe de ello en Comisarías de Policía, juzgados o servicios asistenciales.

También te puede Interesar