5 claves de la seguridad para eventos

Te contamos cinco claves de la seguridad para eventos deportivos o de ocio

En la organización de cualquier evento corporativo, congreso, acto deportivo, ceremonia social o propuesta de ocio es fundamental cuidar la integridad física de todos los asistentes y también de las instalaciones donde el acontecimiento tiene lugar. La prevención de incidentes es muy importante, al margen del tamaño o dimensiones del acto. Se debe atender a todo tipo de circunstancias variadas: 

  • Geográficas: Debe tenerse en cuenta las condiciones meteorológicas para evitar problemas físicos y técnicos, así como para prever el material de acondicionamiento. 
  • Físicas: Las instalaciones deben estar preparadas para la evacuación en caso de incendio o para cumplir el aforo estipulado por las leyes. 
  • Delictivas: Las circunstancias de este carácter implican el control de la situación en secuestros, asaltos o atentados.
  • Sanitarias: El recinto donde se celebre el evento debe cumplir con la normativa vigente en torno a alimentación y condiciones sanitarias. 

La seguridad para eventos suele estar llevada a cabo por equipos profesionales que sepan adecuarse a cada acto, su tipo de público y sus condiciones técnicas. Vamos a sintetizar las claves fundamentales en materia de seguridad. 

5 puntos básicos de la seguridad para eventos

Para garantizar el éxito de la estrategia de seguridad deben seguirse varios puntos básicos: 

  1. Identificación y evaluación de las amenazas:  Deben analizarse las circunstancias para detectar y solventar los riesgos, clasificándolos por su relevancia. Aquí intervienen factores clave como la ubicación, las instalaciones. los planes de autoprotección, el personal de emergencia o las condiciones climáticas de la zona.
  2. Circulación adecuada de la información: Todo el personal involucrado en el evento -anfitrión, organizadores, miembros del staff y personal de seguridad privada– deben estar adecuadamente preparados para situaciones especiales. El liderazgo debe estar organizado y coordinado de forma vertical desde las figuras profesionales encargadas de la seguridad, cuyo objetivo es minimizar los impactos y solventar las situaciones de riesgo. Los asistentes deben tener acceso a un listado de contactos de emergencia.
  3. Control de las masas: Este control se ejerce mediante medidas o planes de tipo operacional, destinadas a evitar grandes disturbios y problemas, que pueden agrandados entre el público por la imitación, el contagio emocional, el pánico y el beneficio del anonimato. Las medidas de precaución para la seguridad del evento deben realiarse conociendo la ubicación general del público y manteniendo el orden a diferentes escalas. Las claves son el flujo continuo, la separación y la dispersión de las áreas propensas a tumultos. 
  4. Manejo adecuado del contagio emocional y del pánico: Para que no se maximice ningún desastre potencial y no haya que llegar a adoptar medidas extremas de seguridad, es necesario tener recursos de respuesta inmediata, manteniendo una fuerte presencia en el evento y aportando a las personas implicadas percepción de seguridad.
  5. Planes de contingencia y evacuación: El despliegue de las acciones llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad debe ser rápido y flexible, adaptado a las circunstancias. Así, además de la seguridad física y el control de las masas, el plan de contingencias y la prevención debe minimizar cualquier riesgo anterior, simultáneo o posterior al evento, manejando los equipos de primeros auxilios, los sistemas de seguridad y las salidas del recinto. 

Estas claves de seguridad para eventos son básicas a la hora de mantener la integridad de todos los participantes de un acontecimiento. ¿Te fijas en si se cumplen en los eventos a los que acudes? 

También te puede Interesar

Deja un comentario