El Ministerio del Interior publica por primera vez en su página web un apartado específico con información actualizada sobre el Nivel de Alerta Antiterrorista.

Con esta iniciativa, España se une a otros países como Estados Unidos, Reino Unido y Australia que ya recogen esta información en sus páginas web.

La publicación del NAA (Nivel Alerta Antiterrorista) en la web del Ministerio del Interior responde a la necesidad de conocer en todo momento en qué nivel de amenaza se encuentra España y pretende dar respuesta a informaciones infundadas y bulos que se propagan a través de diversas redes sociales y otros canales de comunicación.

La nueva sección incluye información genérica sobre el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista y los niveles de amenaza que éste establece, así como una reseña histórica del NAA en nuestro país y una cronología en la que se reflejan las variaciones que ha sufrido desde su creación en 2005.

 

Claridad en la información

La sección de Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA) recoge como información principal un simple gráfico que contiene los distitnos niveles de alerta fijados en el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, en el que se establecen las directrices generales que permitan asegurar la detección, seguimiento, análisis y evaluación continuada del riesgo de atentado terrorista, así como la puesta en marcha y coordinación de los dispositivos preventivos en caso necesario,  entendidos éstos como el conjunto de acciones llevadas a cabo con anterioridad a que se materialice un atentado terrorista con el objetivo de evitar que se produzca.

Nivel Alerta Terrorista

Las medidas del Plan estarán principalmente dirigidas a la protección de los siguientes objetivos:

  • Instalaciones, redes, sistemas y equipos físicos y de tecnología de la información sobre las que descansa el funcionamiento de los servicios esenciales.
  • Centros y organismos públicos u oficiales, así como cualesquiera otros activos, ya sean personas, bienes, servicios, tecnología de la información u otros intangibles, cuya destrucción, ataque o degradación suponga un daño importante conforme a la valoración ponderada de los siguientes criterios: daños a la vida humana, vulneración de derechos fundamentales, afectación al normal funcionamiento de las instituciones o de los sectores estratégicos, afectación al orden púbico o la convivencia, impacto público, social o simbólico y pérdidas económicas o patrimoniales.

También te puede Interesar